Inicio Noticias LA CONEXIÓN AÉREA PENDIENTE CON BRASIL, ECUADOR O COLOMBIA

LA CONEXIÓN AÉREA PENDIENTE CON BRASIL, ECUADOR O COLOMBIA

108
0

JUAN CARLOS DEL ÁGUILA CARDENAS
Artículo del Periódico Digital LA SELVA
“DESDE LA AMAZONIA”.
En las últimas horas, diversos medios virtuales en Loreto destacan con entusiasmo la autorización otorgada a JetSMARTS Airlines, por parte de la Dirección de Aeronáutica Civil del MTC, para operar vuelos directos en la ruta Iquitos/Manaos/Iquitos hasta en 7 frecuencias semanales. En extremo, y de darse esa posibilidad, podría haber un vuelo diario de ida y vuelta desde la capital loretana, hasta su similar en el Estado de Amazonas, Brasil.
En el análisis de esta posible operación aérea planteada por JetSMART, sugiero a las autoridades regionales y a los operadores turísticos-observar con cautela pero a la vez con sumo interés este requerimiento de permiso aéreo; lo digo a la luz de experiencias de otras aerolíneas que, solos y por su cuenta, intentaron rentabilizar esta operación, fracasando en el intento.
Iquitos no es una ciudad atractiva para la población manauense. No lo es, en todo caso, para los más de dos millones de pobladores que viven en Manaos. Tampoco se conoce de algún estudio de demanda, de uno u otro lado, que permita establecer una relación o determinar el posible flujo de viajeros; con las justas tenemos un par de decenas de familiares repartidos en ambas ciudades, la mayoría loretanos radicando en el Estado de Amazonas.
Asimismo, al ser Iquitos una ciudad relativamente pequeña en número de viajeros internacionales, quizá la única forma de generar interés en algún importante operador aéreo es sumando esfuerzos colectivos y multisectoriales, en donde la compañía aérea, los operadores turísticos y comerciales, y las autoridades nacionales (incluido el gobierno regional de Loreto) establezcan compromisos comunes y sostenibles en el tiempo, para garantizar de inicio un volumen mínimo de carga y pasajeros -que podría incluso subvencionarse temporalmente- para promover flujo continuo y luego dejar que el libre mercado acomode las tarifas.
Soy un convencido que mucho más atractivo, desde la óptica turística y comercial, resultaría una operación aérea entre Iquitos y Bogotá, o Cali o Medellín; o establecer frecuencias aéreas entre Iquitos/Quito, y alternativamente Iquitos/Guayaquil. Todas a menor distancia y tiempo de vuelo entre Lima e Iquitos.
Bogotá, Cali, Medellín, Quito o Guayaquil, son ciudades de valles o climas templados o fríos, a excepción de Guayaquil, que es portuaria en la costa Pacífico. Todas tienen un denominador común: no son ciudades amazónicas. Adicionalmente, cada una tiene entre 2.5 hasta 8 millones de habitantes, lo que para Iquitos significa un filón muy atractivo; es más, la capital loretana podría convertirse en un ícono potencial de destino amazónico para el viajero colombiano o ecuatoriano. No olvidemos que Leticia en Colombia, o Nueva Loja en Ecuador, que son las principales capitales amazónicas de ambos países, no pasan de ser pequeñas localidades comparadas a la nuestra (cada una no tiene más de 50 mil habitantes).
De abrirse esos mercados, Iquitos podría concentrar la producción con valor agregado de la agroindustria regional convirtiéndose en un hub amazónico, incrementando así sus cifras de comercio exterior. Iquitos también podría aprovechar para proveerse de determinados productos de la costa y sierra colombiana, o ecuatoriana, que obligaría al ofertante nacional a competir en precios con el ingreso de productos importados.
Establecer frecuencias de operación aérea requiere -por supuesto-, del cumplimiento de una serie de exigencias, en donde además, debe establecerse el punto de equilibrio de las operaciones, asegurando rentabilidad y sostenibilidad en el tiempo.
El tema da para más en cuanto a cómo encontrarle viabilidad de inicio a este proyecto integracionista. Es momento en que -por ejemplo- la Cámara Regional de Turismo – CARETUR, que tiene mucho más liderazgo que la Cámara de Comercio de Loreto en estos asuntos, lidere las primeras jornadas de estudio y debate de cómo puede hacerse realidad esta iniciativa que hoy alcanzo a la audiencia regional. No sigamos aletargados -empresarios y autoridades de la región-, que en Ucayali y San Martín las decisiones se van tomando a otra velocidad, sobre todo desde el sector privado.
Iquitos, 20 de marzo del 2023

Artículo anteriorLos niños en la selva
Artículo siguienteDECANA DEL COLEGIO DE ABOGADOS CONTRA EL DESARROLLO DE LORETO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí